Páginas vistas en el último mes

martes, 26 de octubre de 2010

Terapia Hormonal para el Adulto Mayor

Este jueves 28 de octubre en el marco de la celebración de las Jornadas Occidentales de Medicina Interna que se realizarán en Barquisimeto, estado Lara, el doctor Juan Carlos Riera, cirujano urólogo,  dictará un conferencia sobre: “Déficit de Testosterona en el adulto mayor, lo que debemos hacer”. Durante está ponencia se dará conocer los beneficios de la terapia de reemplazo hormonal para el hombre que comienza a sentir el paso de los años en su cuerpo.
Después de los 60 años de edad el hombre experimenta una serie de cambios a nivel emocional, cognoscitivo, así como cambios en la estructura corporal como es la tendencia al aumento de la grasa y reducción de la masa muscular. En el área sexual es evidente la reducción de la calidad de la erección, la reducción de la líbido amén de otras alteraciones.

martes, 12 de octubre de 2010

¿TIENES 40 AÑOS Ó MÁS?

Asiste al Programa Urológico del Hombre. En una sóla evaluación garantizas una vida sexual sana. En el Policlínico de Turmero, piso 1, consultorio 3, será atendido y en tan sólo 2 días, usted será evaluado por urólogos para descartar enfermedades de la próstata, disfunción erectil, pérdida del apetito sexual, virus de papiloma humano (VPH), entre otras patologías. Nuestros planes de atención son:
Plan Básico. Incluye: Exámenes de Laboratorio, Aplicación de Encuesta y Toma de Muestra, Ecoabdominal y Pélvico, Consulta Médica.
Plan Dorado (Completo). Incluye: Uroflujo más residuo postmiccional (bladder Scan), Exámenes de Laboratorio, Aplicación de Encuesta y Toma de Muestras, Eco abdominal y pélvico, consulta médica.
Para mayor información: 0243-6152936, 0244-4001800. Ext: 2042

 
 

Cirugía Ambulatoria con Láser Verde para el Tratamiento de la Hiperplasia Prostática Benigna

Este procedimiento evita el sangrado durante la intervención, la recuperación es inmediata, sin dolor y el paciente egresa del centro orinando espontáneamente. 
     El Centro Médico de Cagua para satisfacer las necesidades médicas de sus pacientes, adquirió el Green Light o Láser Verde,  el más moderno equipo, con tecnología norteamericana  para el tratamiento de la hiperplasia prostática con abordaje mínimamente invasivo a través de la uretra.
     El crecimiento de la próstata es una enfermedad  que causa síntomas  que afectan el buen dormir, la vida en pareja y la calidad de vida del paciente.  De igual manera compromete el funcionamiento de otros órganos del cuerpo como son: la vejiga y los riñones. En tal sentido, los hombres por razones culturales y sociales retrasan la visita al urólogo después de los 40 años y mientras tanto, siguen despertándose 3 ó 4 veces por noche para ir al baño, pujan para orinar, disminuyen el calibre miccional,  padecen de disfunción eréctil y en el peor de los casos, pueden sufrir de obstrucción de la salida de la orina. Quizás este último síntoma, es el que motiva al hombre a visitar el urólogo, quien presentará al paciente las opciones de tratamiento para resolver el trastorno.
     Según el caso, el especialista sugiere el tratamiento a seguir, el cual puede ser con medicamentos o quirúrgico. Este dependerá del tamaño de la próstata, la edad del paciente, el tiempo de evolución y de las enfermedades concomitantes.
     El Láser Verde es un equipo médico que sólo se usa para la cirugía prostática, es el avance más importante que se ha realizado en los últimos 25 años para el tratamiento de esta patología, que afecta a millones de hombres en el mundo. Es único, debido a que utiliza un láser KTP (Potasio-Titanio-Fósforo) de última generación y alta energía en unión de una fibra óptica especialmente diseñada para esta aplicación. La unión de ambas, (láser + fibra) nos permite vaporizar tejidos blandos, eliminando por completo el tejido de la próstata agrandada. El concepto de vaporización consiste en la eliminación por completo del tejido así como la fotocoagulación simultánea de los vasos sanguíneos, evitando prácticamente la posibilidad de sangrado, que es siempre la gran preocupación de los urólogos en la cirugía de la próstata.
     El mecanismo de acción se centra en la introducción a través de la uretra de un cistoscopio de doble corriente con la fibra del láser, que funciona con un haz de luz con una longitud de onda de 532 nanómetros y con una gran afinidad por el pigmento de la hemoglobina. Trabaja a gran potencia vaporizando la próstata, convirtiéndola en vapor de agua, y la elimina por un sistema de riego continuo. Al mismo tiempo "sella los vasos sanguíneos por su afinidad con la hemoglobina, hecho que prácticamente elimina la posibilidad de sangrado y permite que el paciente salga de la intervención con una sonda que se retira en un periodo máximo de 24 a 48 horas porque el enfermo empieza a orinar espontáneamente"
     Entre los otros beneficios del procedimiento está que puede administrarse de forma ambulatoria o con ingreso hospitalario mínimo, entre 6 y 12 horas. El paciente, a la semana se incorpora a sus actividades cotidianas sin padecer incontinencia e impotencia según los resultados de seguimiento de la Clínica Mayo, centro donde se evalúan los resultados del procedimiento. Hasta ahora los varones intervenidos con el Láser Verde no han requerido ser tratados nuevamente.
     Por su parte, el señor Guillermo de 62 años, paciente recientemente intervenido con el Láser Verde comentó que la hiperplasia prostática benigna que padecía se manifestó con una molestia en la espalda de la cual no imaginó que tenía relación con la próstata. Posteriormente y a consecuencia de este trastorno, desarrolló una obstrucción urinaria que lo obligó a ir inmediatamente al médico. Le hicieron una uretrocistoscopia, estudio endoscópico que permite observar uretra, vejiga y próstata que corroboró la intervención quirúrgica.
     “Ingresé a la clínica a  las 10 de la mañana, me operaron al mediodía, la sonda me la quitaron a las siete de la noche, después me dieron de alta y me fui para mi casa. Orino normal y sin dolor”- enfatizó con alegría el señor Guillermo.